Entrevista al Maestro Felipe Izcaray:
Iniciamos el año con el Maestro de la primera década del siglo XXI

“Hay Felipe Izcaray para rato”: la pasión por la OSS

Miércoles, 7 de enero de 2009

Pasado, presente y futuro del artista.


No sé si hablamos más en el “off” o en lo que grabamos. Pero la impresión que tengo es esta: conoce toda la Historia institucional de su país, además de conocer la del nuestro que es casi la suya porque así, también, lo siente; y está empapado de su música. Una diálogo de horas con Salta 21.
 


El gran Maestro Venezolano Felipe Izcaray

Conversamos sobre todos y cada uno de los sucesos periodísticos que confundieron a la opinión pública porque fueron distorsionados y la prensa vio lo que quiso ver. Me relata sobre la Campaña en su contra a través de anónimos hasta antes del Concurso; el sabotaje a Wikipedia en donde se fraguó su Curriculum; los “olvidos” de su nombre en los programas de mano de los Conciertos; su amistad con Sergio Poma con quien se encontraba a diario al buscar a sus respectivos hijos en la escuela; anécdotas sobre los seis conciertos en Venezuela del año anterior; la vida de su familia, los padres y hermanos; el dolor por la muerte de su madre y tantas cosas a la hora del atardecer del 5 de enero. Quizá podemos transmitir la pasión que tiene el Director de Orquesta y Coro por su profesión. Me contó acerca de la injusticia de los concursos en Salta de algunos músicos y sobre el sometimiento a espada de Damocles por el que atraviesan sin necesidad cada tres años.

Sobre el sabotaje, he visto las pruebas con el acto de vandalismo, así rotulado por los administradores del sistema y por eso restituido, con frases irreproducibles, como así también los anónimos de Pepe del Norte, que circularon por la red con contenidos difamatorios y hasta injuriosos para desacreditar al músico antes del Concurso de hace dos años. De su Proyecto de 200 páginas, sólo llegaron a manos del Jurado 10 de ellas y en un momento uno de los jurados le confesó: “no lo leí pero debió ser bueno”.

 


El Maestro Izcaray de bebé

Felipe Izcaray Yépez nació en el Estado Lara, Venezuela, el 24 de abril de 1950. Eduardo, su papá era pianista, nacido en México y fallecido a los 79 años. Su mamá, María Cristina, venezolana, murió en junio del 2007. La familia se compone por seis hermanos: Fausto (65), comunicador y poeta, Eduardo (63), Felipe (58), Macarena (56), María Trinidad (54) e Ignacio (48), radicado en España.

¿Cuál es la mejor impresión de tu paso por la Orquesta Sinfónica de Salta entre el 2001 y el 2006?

- La gente, el público, el cariño del público, y cómo todavía eso se mantiene cuando camino por la calle y la gente me saluda; pero sobre todo que me saluda el quiosquero, el verdulero, el canilla, la gente común que me dice “¡Maestro, Maestro!¿Cómo está?” Eso para mí es lo mejor. Obviamente desde el punto de vista artístico hubo mementos estelares como el Concierto del Colón en el 2002, el Concierto de Bariloche en el 2003, y la aceptación que tuvieron nuestros conciertos a nivel internacional por televisión; los grandes solistas como Martha Argerich que no vino una sino tres veces y que ese fue el mejor premio que ella nos dio, o Alberto Lysy… Debo decir que para mí fue una emoción grandísima muy especial que en mi primer concierto acá estuviera una persona que yo había admirado toda mi vida desde niño- desde los 8, 9, 10, 11 años por sus discos- que es Eduardo Falú. Poder tenerlo en el mismo escenario conmigo al Mtro. Falú fue único. A mí me gusta mucho la guitarra, los guitarristas y sus canciones. En mi pueblo hay un especial afecto por la música de esta región y el tenerlo ahí presente conmigo fue muy especial no solamente porque fueron los primeros conciertos sino por el cariño y la admiración que yo le tenía siempre al Mtro. Falú.
 


Felipe Izcaray con Martha Argerich (2005)

¿Causaste un impacto al atraer a la Orquesta a Martha Argerich?


- ¿Yo…? Causó un impacto ella pero el que ella no solamente viniera sino que se llevara la impresión que se llevó. El segundo año que vino ya para nosotros fue un premio, el tercero fue un hermoso regalo porque ella siempre quería venir a Salta. Y los comentarios que hizo sobre todo, son muy significativos. En un momento durante el ensayo -en que yo invité por cierto a Miguel Brizuela a que entrara a presenciarlo en Casa de la Cultura- ella se paró después de que ensayamos el concierto de Ravel y dijo: “miren yo estoy emocionada, vengo de ensayar y de hacer esto con la Orquesta de Boston y esto no tiene nada que envidiarle”- y Martha no es persona de hablar, todo lo contrario, lo de ella es tocar. No nos hagamos ilusiones: la Orquesta de Salta no es la Orquesta de Boston pero ella sintió una concatenación o una identificación artística con lo que estaba haciendo la Orquesta con ella en ese momento, que fue especial en ese ensayo.


¿Cómo funcionan las Orquestas Juveniles e Infantiles de Salta?

- Ha tenido una evolución digamos llena de algunos cambios porque al principio comenzó como un proyecto personal de la profesora Kelly Wayar, de mi amiga Kelly Wayar. Ella un día incluso me llamó para que hiciera un concierto con un grupito de chicos que ella tenía que eran como 20 0 30. Yo trabajé con ellos porque a mí me gustan mucho los niños, me parece que son el futuro de nuestro continente y me parece que hay que atenderlos. Vi que ella estaba haciendo esa labor, después vino a hablar conmigo para ver si yo la apoyaba institucionalmente porque tenía problemas, ya no cabía en la escuela de música por ejemplo. Le referí esto a mi esposa - que estaba creando en ese momento una Fundación- y a partir de ahí la Fundación y la Orquesta fueron juntas hasta el año pasado en que se corta esa relación. La Orquesta pasa a la provincia y bueno funciona, están abiertas a todos los niños y jóvenes que quieran participar. No hay restricciones de antecedentes musicales ni nada por el estilo, todo lo contario, se le da toda la oportunidad al niño para que pueda realizarse dentro de la institución bien sea en la orquesta o en el coro. Lo que ha sucedido en el 2008 es que nos agarró la crisis económica y no se pudieron adquirir los suficientes instrumentos y queríamos también iniciar las subsedes o núcleos en distintos sitios de la provincia y eso no se ha podido hacer. Eso creo yo que tiene que ser la próxima meta de la Institución.

¿Hubo algunos entredichos entre Kelly Wayar (Delia Raquel) y vos?

- Digamos que hubo malentendidos. Y no fueron originados ni de Kelly ni de mi parte. Hubo cierta cizaña, cierta cosa… cierta tendencia a crear un criterio de que como yo salí de la Sinfónica, quería desplazar a Hernando Mena de la dirección de la Orquesta, cosa que se ha demostrado a través del tiempo que eso ha sido absolutamente falso. Si yo hubiera querido hubiera podido hacer lobby para eso y quizá se hubiera hecho pero en ningún momento quise desplazar a nadie, todo lo contrario, yo quise sumar, aportar ... y creo que la actividad del año 2008 demostró que cuando uno colabora y no se enfrenta es lo mejor. Por eso se hicieron los conciertos que se hicieron y por eso se ve que lo que hubo fueron malos entendidos y vuelvo a repetirlo, malos entendidos que a veces se originaban en otras partes, no muy bien intencionadas.

¿Fundartis colabora en dinero y materiales, instrumentos, etc. para las Orquestitas Infantiles y Juveniles?

- En este momento no porque se cortó la relación. El 100 % de los instrumentos que se tenía -vamos a hablar del 2007- los consiguió Fundartis a través de donaciones tanto del estado a distintos niveles –nacional, provincial y municipal porque el intendente de La Caldera aportó sus instrumentos para iniciar su Orquesta- pero en este momento no porque no hay relación. Antes Fundartis era la administradora ejecutiva de la Orquesta y llevaba todo lo que era la administración y todo lo que era la adquisición de instrumentos. Se consiguieron instrumentos de industrias, de empresas privadas, de la Cámara del Tabaco, de distintas entidades privadas y públicas y de distintos organismos del gobierno. Por ejemplo, la Secretaría de Acción Social colaboró mucho con instrumentos, con apoyo, con una cantidad de cosas. Pero en este momento no, obvio pues si ya no está la relación de la Fundación con la Orquesta.

¿La gestión cultural de Urtubey colaboró en el desempeño regular de los ensayos de la Orquestita?

- En la gestión cultural de Urtubey digamos que al principio hubo una confusión porque no estaba estructurado cómo era que iba a funcionar. Yo no era parte del Instituto de Música y Danza al comienzo de la gestión, se había decidido que fuera Hernando Mena pero eso creaba, a mi criterio - y que fue el criterio que al final primó- que si yo era el Coordinador y la autoridad máxima de la organización, entonces había una persona que en realidad aparecía en el organigrama como subalterno, y que esa fuera la persona que aparezca en el Instituto era como incongruente. Pero inmediatamente cuando yo entré -que fue algunos meses después que asumió este gobierno- empezamos a hacer gestiones sobre todo para buscar la manera de solucionar lo de la sede. Hay que entender que teníamos una sede antes que era en la escuela de la calle Coronel Suárez 399, CODESA, pero en diciembre - y no fue culpa del gobierno ni culpa de ellos- nos dijeron que no podían seguir alquilándonos y por lo tanto se cortó eso y ahí quedamos un poco en el aire.

Se firmó primero un convenio entre Cultura y el Ministerio de Educación para utilizar las escuelas públicas como sedes y se escogió la escuela Sarmiento porque es la que queda más cerca de todo lo que es el centro cultural de Salta. Últimamente por gestiones que se hicieron a través de la Secretaría de Cultura y obviamente con gestiones hechas por los padres y por Kelly Wayar, también se consiguió la escuela Neruda que está detrás precisamente de la Sarmiento, y es una escuela cómoda para las clases y el gobierno está pagando un alquiler por el uso del mediodía de esa escuela. Eso solucionó la parte de las clases porque antes en la Sarmiento no se podía comenzar sino a partir de las seis y media o las siete de la tarde entonces los chicos tenían que quedarse hasta muy tarde. Ahora no, ahora se tiene una amplitud de horario más grande.

El problema son los ensayos, se necesita una sede para hacer los ensayos porque la Orquesta Mozart sí cabe en alguna de las escuelas pero la otra es muy grande aunque eso ya se solucionó también. Debo decir que por una orden directa del Secretario de Cultura la Orquestita que es la más chiquita, la Haydn, y la más numerosa, ensayan todos los sábados de la mañana en la sala Juan Carlos Dávalos. Eso fue por una orden directa – al César lo que es del César- del Gori Caro y se cuenta con eso.

Lo que pasa es que uno no se puede conformar con eso porque se necesitan más días de ensayo, con un ensayo a la semana es insuficiente para llevar este proyecto a su feliz culminación que es que los chicos tengan menos ocio, más actividad creativa y más rescate de cualquier peligro que puedan tener en los sitios donde están. Nosotros tenemos chicos que viven en sitios en los que podrían correr peligro de desviarse socialmente. Eso para mí es lo más importante. Lo que hay que hacer ahora es seguir trabajando. Vamos a ver la expectativa que se tiene con la nueva estructura, ahora hay un Ministro de Turismo y Cultura. Vamos a ver qué sucede.


¿Qué examen te hacés como Director de la OSS entre el 2001 y el 2006?

- ¿Qué examen me hago? Yo tendría que enumerar ahí cosas de las que estoy orgulloso y cosas de las que me arrepiento. De lo que estoy orgulloso es de la trayectoria de la Orquesta, del crecimiento constante de la Orquesta muy a pesar de lo que dicen por ahí que decayó y que no sé qué. Eso olvídense.


Felipe Izcaray con Dino Saluzzi


La Orquesta tenía un nivel y siguió progresando hasta que la dejé, si examinamos su trayectoria, en el 2006 que fue su último año conmigo, tengo que pensar que se hizo una Ópera ante 8 mil personas en dos funciones en el DELMI como es “Don Giovanni” , tenemos que pensar que se hicieron dos conciertos con Dino Saluzzi a Casa llena y a 25 pesos la entrada -dos en el Victoria- tenemos que pensar que se hizo “Cascanueces” a Casa llena dos funciones; se hizo el “Concierto Los Beatles” completo en el 2005; se hicieron dos conciertos de tango y tenemos que pensar que también se hicieron los viajes, los conciertos clásicos y que vino el Coro Nacional de Jóvenes (CONAJO) de la Secretaría de Cultura de la Nación dirigido por el Maestro Néstor Zadoff. Cantó tres veces con la OSS, dos veces dirigidos por él en Salta con repeticiones en Jujuy (Misa en Do Menor de Mozart en octubre del 2004 y "Réquiem" de Mozart en octubre de 2006), y en el concierto de las 60.000 personas bajo la lluvia en Buenos Aires, con la 9a. Sinfonía de Beethoven , en diciembre de 2004. Se hizo el “Réquiem" de Mozart … es decir, la Orquesta estaba en un excelente momento.


De lo que arrepiento es de no haber sido lo suficientemente firme ante la mediocridad. Y en esto me refiero a criterios que pusieron palos en el camino a la gestión mía como director y que jamás lo hicieron con el nuevo director: le pusieron alfombra roja. Pero en el caso mío, había críticas, a mí se me culpó de lo que pasó con Los Nocheros y yo no tuve nada que ver con eso ni con el que lo dirigió, yo no tuve nada que ver con el que dirigió la Orquesta además de mí por ejemplo en Ushuaia; a veces los músicos me culpaban a mí… Tengo que entender que cuando uno está al frente de una Institución uno tiene que tragarse ciertos sapos y yo quizá por ser extranjero, por no tener manejo de la política salteña a veces como que cedí y de eso sí me arrepiento.

No me arrepiento de haber defendido – y de eso me siento orgulloso- a los músicos que iban a ser echados y que yo luché por eso varios meses oponiéndome incluso al criterio del alto gobierno y debo decir que en eso conté con la grandísima colaboración de Walter Wayar cuando estuvo de gobernador encargado y luego se habló con el gobernador Romero, entonces eso se solucionó y se revirtió la situación. Pensar que algunos de esos músicos son los que más se opusieron a mi gestión al final pero bueno… eso son gajes del oficio. Uno no puede mezclar la leche con la ensalada y la sardina. Una cosa es lo que uno tiene que hacer por conciencia y otra cosa es lo que a uno le hubiera convenido hacer.


¿Vas a concursar en el 2010 para retornar como Mtro. o como Director Titular de la OSS?

- Esa es una pregunta que me hacen muchos y no tengo ninguna respuesta al respecto en este momento. Lo que sí puedo decir es que no voy a someterme jamás a un concurso como el que se hizo en el 2007. Jamás. Por cosas que sucedieron... y también me arrepiento de no haberme salido a tiempo por eso mismo: yo no me inscribiría si pudiera volver al pasado. Quizá en un concurso idóneo, organizado por quien tiene que organizarlo, con jurados que sean superiores a la trayectoria que uno tiene obviamente que no habría ningún problema. Por el momento yo tengo un cargo vitalicio con la Orquesta Sinfónica de Salta, le guste o no le guste a quien sea. Y ese cargo no se termina sino hasta que yo me muera a menos que lo deroguen y no creo que jamás nadie lo vaya a hacer porque yo veo que hay un sentimiento positivo del público, de la gente, incluso de la mayoría de la gente del gobierno al hecho de que la trayectoria que yo tuve durante seis años fue importante para la Sinfónica y para la provincia. Por lo tanto el que se me haya nombrado Honorario y el que yo ejerza como Honorario está dentro de lo que se debe hacer.

Entonces no tengo digamos como apuros específicos, esto de que tenga que volver, no, no, no. Eso depende. Mi viejo decía algo que es muy importante: “el mundo es una sartén y la vida es una tortilla” . Hubo un presidente en Venezuela al que lo sacaron, salió mal y después volvió a ser presidente que es cuando lo atacaban- y decía: “llueve y escarpa”. Significa que llueve y deja de llover. Eso ha pasado.


¿Se puede decir cuánto ganabas y cuánto ganás ahora?

- Yo salí de la Sinfónica y ganaba $ 4.200 mensuales y actualmente (me muestra el recibo), nunca lo oculté, aquí está el recibo de sueldo, de bolsillo son $ 4.500.

¿No son 10 mil? (risas)

- Ya quisiera yo. Ya quisiera… Yo ganaba con la Sinfónica 4.200 cuando salí y por eso en el llamado a concurso dice – en el 2007- sueldo $ 4.200 más los 150 que se le daba a todos los empleados de la provincia. Nunca gané más.

¿Por qué te radicaste en Salta?

- Porque me encanta Salta. Me gustó Salta desde que la vi, vine para el concurso la primera vez y no solamente me radiqué en ella, sino que, fue sorpresa para mucha gente incluso para los que me fueron a recibir en el aeropuerto que yo llegue -fue el 5 de febrero del 2001- con mi señora y mi hijo menor que tenía en ese momento 14 años. “¡Ah pero si llegó con toda su gente!”-dijeron. “Pues sí aquí estamos listos…”- respondimos.

Me recomendaron a Fernando Triquel que fue quien me hizo toda la mudanza por barco en un container, fue la manera también más barata de hacerlo y me gasté un dineral en traerme todas mis cosas. Me traje mi biblioteca, mis discos, mis partituras. Yo me vine con todo y fue un riesgo porque no existía la Orquesta, yo no sé si hay mucha gente que hubiera sido tan arriesgada en hacer eso. Es que me siento orgulloso de lo que hice. Lo dije cuando gané el primer concurso que fue hecho público, que se llenó la sala de gente, que se anunció, que exigían que se hiciera música latinoamericana y que se hiciera un arreglo de una obra del Cuchi Leguizamón. Es decir, que fue un concurso que tuvo unas características que no tuvo el segundo. Pero en el primero -cuando yo vine y cuando lo gané- me entrevisté con el jurado, con el Ministro de Educación que era Lovaglio, y les dije: “miren, yo me voy a venir, pero no me puedo venir por tres años, esto es un proyecto de vida obviamente si lo hago mal dejo y me voy pero esto es un proyecto de vida, yo no soy un chiquito ya que anda buscando ser director de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, no me interesa, es la de Salta la que a mí me interesa para llevarla al nivel de la de Buenos Aires”.

Entonces hubo todo tipo de garantías: “no se preocupe que si Ud. lo hace bien quién lo va a sacar y bla bla…” Confié en eso y agarré mis “macundales”- así se dice en Venezuela- mis aperos, los metí en un container y me los traje. Y ahora tengo en Venezuela: nada. De hecho un departamento que yo tenía allá lo vendí dos o tres años después para pagar mis deudas. Y aquí estoy. Me gusta estar en Salta, después se vino un amigo mío que está en la Sinfónica ¿y sabes? Este sábado mi hijo mayor que vive en Venezuela, el director de Orquesta, se casa en Salta con venezolana, se viene con su novia que se casaron por civil allá y se vienen a casar aquí, así es la identificación de mi familia con Salta. Este sábado al mediodía en la Iglesia San Alfonso se casa mi hijo con su novia aquí en Salta. No es – vamos a decirlo así- no es joda mi identificación con Salta. La de mi familia entera. Ellos vienen, cantan… y se van a la represa, van a Cachi, ven la Catedral y es una cosa bastante especial…


¿Qué ha cambiado en la OSS después de Felipe Izcaray?

- Te lo voy a decir así: cuando he tenido oportunidad de dirigirla, ya van tres oportunidades, en el 2007 una vez y en el 2008 en dos programas, no cambió nada. Yo me sentí igual. Me sentí bien, bienvenido, sentí una buena identificación con los músicos, se hicieron programas lindos, los programas trascendieron y tuvieron muchísimo público en todos esos conciertos tanto el año 2007 en la Casa de la Cultura como en el 2008 en Cachi, Embarcación, Orán, y en el Teatro en un concierto muy especial porque estaban los chicos presentes, ya fue otra cosa.


Felipe Izcaray con la OSS (inicios)


Lo que se hablaba de la decadencia, que se habían ido los músicos, que esto y el otro, yo creo que lo tiene que juzgar otra gente. Mi opinión me la reservo para darla donde la tengo que dar. Pero como te digo me sentí estar con la Orquesta como Oscar Wilde cuando salió de la cárcel y le dijo a sus alumnos – porque tenía una cátedra- “como les iba diciendo…” Me sentí muy bien. Hay un aspecto en el que yo tanto como la mayoría de los músicos que conversan conmigo coinciden y que se ha hecho mejor es la organización de las giras al interior, han sido mucho mejor planificadas, han sido hechas con buen criterio y se ha hecho el organigrama en tres ciudades y estaba todo muy bien preparado; se han hecho más conciertos en el interior que los que se hicieron antes. Una vez el gobernador Romero me dijo que quería que se hicieran más conciertos en el interior, por los menos uno al mes. No se pudo hacer muchas veces por falta de comunicación entre los Municipios y la Secretaría, no sé… No era mala intención porque todo el mundo quería hacerlo. Pero bueno, nosotros hicimos conciertos en Orán frente a 8 mil personas y en Tartagal y eso reconozco que se ha hecho muy bien: el número de conciertos y la organización de la gira han sido buenas.


¿Los músicos extrañan a Felipe Izcaray?

- Mira, sé que algunos lo hacen y que algunos lo dicen. Lo que sí puedo decir es que algunos de los músicos que cuestionaban mi actividad, mi organización y mi gestión, algunos de ellos han cambiado de opinión. Lo que también puedo decir es que tengo con la gran mayoría de los músicos una excelente relación personal y profesional cuando tengo que tenerla. Por el momento es personal porque ya no soy el Dr. de la Orquesta. En lo profesional no tengo nada que decir, esta es una Orquesta que tiene mucho amor propio, es una Orquesta a la que le gusta sonar bien así se sienta mal.

¿Sos amigo de Luis Gorelik, comparten opiniones… decisiones sobre la Orquesta?

- No. Fui amigo. Pero no soy.

¿Sos antichavista?

- Sí. Digamos que ejerzo mi derecho democrático a oponerme a una gestión de gobierno que es muy militarista, que es muy autoritaria, que pretende permanecer en el poder indefinidamente. Y junto con la gran mayoría de la izquierda venezolana estoy pero no soy golpista, no quiero que maten a Chávez, no quiero que salga -salvo por la vía que tiene que salir que es la vía de los votos. Lo que sí me gustaría es que fuesen más transparentes las instituciones venezolanas que manejan las votaciones. Pero no soy un gorila, no soy de derecha, toda mi vida he tenido una ideología progresista. Tuve mi sarampión como le dicen allá -es la identificación con la Revolución Cubana- donde yo estaba en la universidad; yo era dirigente de mi facultad donde estudié sociología dos años hasta que después se cerró la universidad y bueno me dediqué a la música, me fui a estudiar música.

Pero nunca me he considerado de derecha, si me preguntas tengo un gran aborrecimiento por ese monstruo que llaman George Bush que ha desviado lo que yo considero que es un pueblo muy noble -porque yo viví en EEUU y sé lo que es el pueblo americano- no es el que sale en las películas. Me parece una aberración esas decisiones que se tomaron con respecto a Irak. Soy hasta más opuesto a eso de lo que puedo ser a las cosas en mi país.

Como digo, quien revise mi trayectoria, no política porque no la tengo: sé que cuando me paro a dirigir en la gente que estoy dirigiendo y en el público hay personas que son chavistas -en Venezuela- entonces por qué los voy a despreciar. Lo que yo más critico en Chávez es esa cuestión de la división del venezolano chavista y antichavista como dos grupos que se tienen que odiar, para qué si se puede compartir y llevar a un país por un rumbo distinto. Me gustó cuando Mackey dijo “ahora Obama es mi presidente y hay que apoyarlo”- institucionalmente- así te opongas a sus ideas.

Yo dirigí el concierto inaugural de Chávez y yo no lo voté, pero me llamaron para dirigir ese concierto el 12 de febrero del año 99 y lo saludé después. Yo soy amigo de su ex esposa -ellos se divorciaron después- porque ella es de mis pagos y mis hijos no eran íntimos pero eran amigos cuando vivíamos en Mérida. Yo soy bastante opuesto a la bota haciendo otra cosa que no sea la defensa de la patria. Para mí los militares deben mantenerse fuera del manejo institucional, hay una frase que lo refleja: “el peor gobierno de los civiles es mejor que uno militar”.


¿Volverías a vivir a Venezuela o sólo vas a ir por conciertos?


Felipe Izcaray en la O.S. de Caracas (2002)

- Yo adoro, quiero mucho a mi país. Yo no puedo cerrar esa puerta, no tengo planes de ir a vivir a Venezuela pero es mi tierra, los quiero mucho, añoro muchísimo a mi familia, a mis amigos, me gusta la comida de allá … Yo tengo casi mil amigos en Facebook, son casi todos venezolanos, gente que cantó conmigo en los coros o que tocó conmigo en la Orquesta. Tengo mucha gente querida en mi país y de eso me siento orgulloso. En Venezuela la situación está bastante fea, sobre todo la inseguridad y Salta en ese aspecto es privilegiada. Por el momento no tengo planes pero sí volvería a vivir en Venezuela, por qué no.

¿Dirigís sinfonías sin partitura?

- Algunas sí y otras no. Todo depende en determinado momento cómo me siento, desprendido de la partitura o no. Yo diría que mitad y mitad, algunas las dirijo con partitura y otra sin. Me he dado cuenta a través de los años que eso no hace ninguna diferencia siempre y cuando te la aprendas bien, estés preparado con ella o sin ella.

¿No te hace mejor Maestro?

- No. De hecho Leonard Bernstein, uno de los grandes maestros de la historia que conozco y que admiro dirigía siempre con la partitura ahí y eso no lo desmerecía. Lo que pasa también es que en las Orquestas del primer mundo sucede. Simon Rattle, Director actual de la Filarmónica de Berlín decía que él cuando se aprendió la Sinfonía “Resurrección” de Mahler, la hizo con su Orquesta en Inglaterra 18 veces en una gira y que después él se sintió ya más cómodo para hacerlo sin partitura. Pero no, no es algo que marque diferencias.

Contáme acerca de tus hijos: Carlos Eduardo, Samuel y Manuel

- Carlos Eduardo es el más conocido en Salta y el más conocido a nivel internacional por ciertos problemas que tuvo hace ya un tiempo. Está haciendo una carrera increíble en Dirección, resultó finalista en el Concurso Toscanini de Dirección de Orquesta en Italia, recibió el premio de los músicos de la Orquesta como Mejor Director de ese concurso. Ha tenido compromisos últimamente como Director invitado en Brasil, en la Orquesta de Bahía, en la Orquesta Nacional de Colombia, tiene compromisos con la Orquesta de Suiza… haciendo lo que siempre hizo: ser artista. Lo que sucedió con él fue, desgraciadamente, un accidente en el sentido que a él lo agarraron los militares, lo apalearon, lo torturaron, lo secuestraron, estuvo un día y afortunadamente hubo una movilización de su Orquesta en ese entonces y de su familia para que lo liberen, y salió toda la prensa mundial.

Desgraciadamente eso fue tomado por algunas gentes, por algunos periodistas como que éramos unos golpistas. No, no, no. Él iba caminando por la calle, bajó de su departamento, fue a comer y cuando estaba regresando y pasaron unos tipos, lo vieron y se lo llevaron: unos gendarmes vendría a ser, allá se llaman Guardia nacional. Eso está en un proceso judicial, su denuncia fue aceptada por la Fiscalía General y eso no prescribe porque es un crimen de lesa humanidad y se verá en el futuro qué sucede. Eso ya no me preocupa, lo que importaba era que se recuperara emocionalmente, que no tuviera nada porque quedó con el brazo insensible por unos golpes que le dieron en el codo. Eso está en un Expediente con fotos – se puede ver en internet- no es nada falso. Eso sigue su curso y se verá si son castigados los culpables inmediatos de lo sucedido que fue lamentable. Fueron días muy difíciles en Venezuela.


Manuel
está muy bien. Es miembro de la Orquesta Sinfónica de Salta, Ustedes mismos han reportado que ha tenido problemas ahí pero bueno son cosas que pasan cuando se es sincero y se dice lo que se piensa. Él tiene su Coro, el de Voces Infantiles y Juveniles de Salta y tiene unos proyectos personales muy interesantes como cantautor. Está grabando en estos momentos y puede dar una sorpresa dentro de poco pero son cosas que hay que hacerlas con muchísima calma.

Y Samuel, que es el menor, acaba de culminar ya su primer año como estudiante de la Escuela Universitaria, la Escuela de Música de Buenos Aires. Él estudia ahí jazz, bajo eléctrico y viola. Le ha ido muy bien, gracias a Dios.


¿Cuáles son los desafíos que te planteás?

- Saber que todavía puedo enfrentar desafíos. Eso es lo más importante. Considero que estoy en mi mejor momento como músico, he llegado a un nivel de intención ante la música y me he librado de las cucarachas – decía yo- que se le meten a uno en la cabeza de aspirar a lo que no hay que aspirar y sobre todo de estar muy claro de qué es lo que hay que hacer. No me arrepiento de lo que he hecho como músico, como artista y de lo que he hecho como ser humano. Tengo la conciencia tranquila de que toda la vida he tratado de hacer el bien y tengo que continuar haciéndolo. Tengo que continuar con ese norte ético. Saber que los enemigos que uno tiene son enemigos que se crean solos y es un problema de ellos. Yo no me busco enemigos, no me interesa tenerlos pero tampoco me interesa estar bien con todo el mundo. Hay gente con la que no me interesa estar bien. Sí me interesa ser ético, ser noble, ser bien intencionado, ser moral, moral en el sentido básico de la ética. Ser honesto. Si esa honestidad me ha causado que en mis 58 años no tenga ni casa propia ni tenga propiedades materiales ni que no gane 10 mil pesos ni nada de eso, pues bienvenido sea.

Estoy muy tranquilo, muy contento con mi vida. Hay Felipe Izcaray para rato.


La dedicatoria de Martha Argerich (25-9-2005)

"Para mi queridísimo Felipe, me encanta tocar contigo, eres además una persona Tan luminosa que haces mucho bien... ¡Espero muchos bises más! ¡Hasta... Siempre! Martha Argerich

Una crítica de Tanja Becker, fragmento

En un corto tiempo, el Maestro Izcaray había formado una joven y dinámica orquesta, con ansias de expresar todo lo que hay en el horizonte musical, cubriendo un amplio repertorio, con gran dedicación profesional, persistente en el trabajo detallado y con rersultados altamente convincentes en los conciertos. Yo pude constatar que esto es el resultado del trabajo superlativo y continuo trabajo con la orquesta, ya que solamente este tipo de trabajo puede moldear un cuerpo unificado de sonido de cualquier orquesta, especialmente una nueva.

Yo pude sentir personalmente la flexibilidad y la sensibilidad de la dirección del Maestro Izcaray cuando interpretamos juntos los conciertos de Beethoven y Tchaikovsky, cualidades que son extrañas de encontrar en un grado tan alto, y que surgen de un arte musical muy profundo.

En ambas obras pude sentir que concordábamos completamente acerca del carácter, tempos, matices dinámicos y cada uno de los "nuances" (detalles), tanto en el más "sinfónico" concierto de Beethoven como en el centrado en el solista de Tchaikovsky.
Tanja Becker (violinista alemana, 2002).

Títulos universitarios de Felipe Izcaray

Bachelor of Music (Licenciatura), Especialidad Educación Musical. Universidad de Wisconsin, 1973 (Summa Cum Laude), Master of Music (Maestría), Especialidad Dirección Coral. Universidad de Wisconsin, 1974. Doctor of Musical Arts (Doctorado), especialidad Dirección de Orquesta. Universidad de Wisconsin, 1996 (Summa Cum Laude)

Algunos antecedentes laborales dirigiendo Orquestas Sinfónicas
 

- 1979-83: Director de la Orquesta Juvenil del Estado Carabobo, Venezuela
 

- 1987-1991: Director Asociado de la Orquesta Sinfónica Venezuela
 

- 1991-1998: Director Invitado Principal de la Orquesta Sinfónica Venezuela
 

- 1992-1995: Director Musical de la Orquesta Sinfónica de La Crosse, Wisconsin, USA
 

- 1995-2001: Director itinerante y asesor del sistema nacional de orquestas sinfónicas de Venezuela, con adscripción a la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles (FESNOJIV)
 

- 1996-1997: Director de orquestas y profesor invitado de la New World School of the Arts de la Universidad de Florida en Miami (USA)
 

- 1997-1998: Director de la Orquesta Sinfónica del Estado Monagas (Venezuela)
 

- 1998-2002: Director titular de la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida (Venezuela)

Otros antecedentes musicales
 

- 1968-1976: Director fundador del Coro del Banco Industrial de Venezuela (Licencia entre 1970-74 por estudios en el extranjero)
 

- 1969-1970: Director asistente del Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela
 

- 1974-1976: Director de música Coral de la Universidad central de Venezuela, subdirector del Orfeón Universitario
 

- 1974-1979: Director fundador del Coro de Cámara de Caracas
 

- 1976-1991: Miembro fundador del Quinteto vocal “Cantaclaro”
 

- 1979-1983: Director del Orfeón Universitario de la Universidad de Carabobo (Valencia), Venezuela
 

- 1980-1983: Director del Coro Pro Arte de Valencia, Carabobo (Venezuela)
 

- 1983-1984: Coordinador Musical del Teatro Teresa Carreño (Venezuela)
 

- 1984-1988: Director de la Coral “Vinicio Adames” de Caracas, Venezuela
 

- 1984-1987: Jefe del Departamento de Música de la Escuela de Artes de la UCV
 

- 1984-1988: Director de la Escuela de Música “José Lorenzo Llamozas” de Caracas.
 

- 1988-1991 y 1995-1996: Director de Arcos y Voces Juveniles de Caracas, del Conservatorio Emil Friedman de Caracas, Venezuela
 

- 2002: Director del Coro Mundial de Jóvenes en su temporada y gira 2001 por Venezuela y Estados Unidos.
 

- 2004-2005: Director titular del Coro Polifónico de Salta.
 

 

Actuaciones como director invitado con diversas orquestas, entre ellas:
 

Orquesta de Cámara del Centro Simón Bolívar (Venezuela), Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, Orquesta Sinfónica de Maracaibo (Venezuela), Orquesta Filarmónica de Caracas, Orquesta Sinfónica Venezuela, Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Solistas de Venezuela, University of Wisconcin Symphony Orchestr, University of Wisconsin Chamber Orchestra, Orquesta Sinfónica de Racine (USA), Orquesta Cívica de Carora (Venezuela), Orquesta Sinfónica de La Crosse (USA), Fox Valley Symphony Orchestra, Appleton, Wisconsin (USA), Orquesta Sinfónica del Estado Lara (Venezuela), Orquesta Sinfónica del Estado Falcón (Venezuela), Orquesta Sinfónica del Estado Sucre (Venezuela), Orquesta Sinfónica del Estado Aragua (Venezuela), Jóvenes Arcos de Venezuela, Orquesta Filarmónica Nacional (Venezuela), Orquesta Sinfónica de Bahía Blanca (Argentina), Orquesta Sinfónica de Santa Fe (Argentina), Orquesta Sinfónica de Rosario (Argentina), Orquesta Sinfónica de Paraná (Argentina), Orquesta Sinfónica de la Provincia de Tucumán (Argentina), Orquesta Filarmónica del Valle del Cauca (Cali, Colombia), NWSA Camerata, Miami (USA), Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción (Chile), Orquesta de Córdoba (España), Orquesta Sinfónica del Estado Yaracuy (Venezuela).
 


Felipe Izcaray con Eduardo Falú (Mayo, 2001)

Repertorio (parte) de Compositores del 2001 al 2006 en la OSS
 

Alonso-Crespo, Eduardo (Argentina) - Amato, Salvador (Argentina) - Amaya, Efraín (Venezuela-USA) - Arlen, Harold - Asenjo Barbieri, Francisco - Atterberg, Kurt - Bach, Johann Sebastian - Beethoven, Ludwig van - Bernstein, Leonard - Bizet, Georges - Blauth, Breno (Brasil) - Blázquez, Eladia (Argentina) - Botelli, José Juan (Argentina) - Brahms, Johannes - Carreño, Inocente (Venezuela) - Castellanos, Evencio (Venezuela) - Castellanos, Gonzalo (Venezuela) -Chaplin, Charles - Chopin, Frederic - Cobián, Juan Carlos (Argentina) - Copland, Aaron - De Rogatis, Pascual (Italia-Argent.) - Debussy, Claude - Demare, Lucio (Argentina) - Discépolo, Enrique Santos (Arg.) - Dukas, Paul - Dvorak, Antonin - Elgar, Edward - Ellington, Edward "Duke" - Estévez, Antonio (Venezuela) - Expósito, Virgilio (Argentina) - Falla, Manuel de - Falú, Eduardo (Argentina) - Fernández Oscar Lorenzo (Brasil) - Gaos, Andrés (Argentina-España) - García Caffi, Juan José (Argentina) - Gardel, Carlos (Argentina) - Garello, Raúl (Argentina) - Gianneo, Luis (Argentina) - Ginastera, Alberto (Argentina) - Giuliani, Mauro - Glass, Paul - Gluck, Christoph Willibald von - Guarnieri, Mozart Camargo (Brasil) - Guerrero, Jacinto - Guizar, Pepe (México) - Gutiérrez, Pedro Elías (Venezuela) - Handel, Georg Friderick - Haydn, Franz Joseph - Hernández, Rafael (Puerto Rico) - Kander, John - Krommer, Franz - Lauro, Antonio (Venezuela) - Leguizamón, Gustavo (Argentina) - Lennon/McCartney - Lennon/McCartney/Harrison - Liszt, Franz - Locatelli, Pietro - Lowden, Robert - Luna, Pablo - Lysy, Alberto (Argentina) - Mahler, Ángel (Argentina) - Mahler, Gustav - Marquez, Arturo (México) - Mendelssohn, Felix - Moncayo, José Pablo (México) - Mozart, Wolfgang Amadeus - Ochoa, Luis (Venezuela) - O’Farrill, Arturo "Chico" (Cuba) - Orff, Carl - Paganini, Nicolo - Parera, Blas (Argentina) - Piazzolla, Astor (Argentina) - Plaza, Juan Bautista (Venezuela) - Rachmaninoff, Serge - Ramírez, Ariel (Argentina) - Ravel, Maurice - Revueltas, Silvestre (México) - Rodríguez Castillo, Oscar (Argentina) - Romero, Aldemaro (Venezuela) - Rossini, Gioacchino - Saint-Saëns, Camille - Salieri, Antonio - Saluzzi, Dino (Argentina) - Schiffrin, Lalo (Argentina) - Schubert, Franz - Schumann, Robert - Serrano, José - Strauss, Johann II - Strauss, Richard - Stravinsky, Igor - Streiff, Peter - Sutti, José Alberto (Argentina) - Tchaikovsky, Peter Illyich - Telemann. Georg Philip - Torres, Jaime (Argentina) - Troilo, Aníbal (Argentina) - Verdi, Giuseppe - Villa-Lobos, Heitor (Brasil) - Villoldo, Ángel (Argentina) - Vivaldi, Antonio - Vives, Amadeo - Wagner, Richard - Warren, Harry - Weber, Carl Maria von - Williams, Alberto (Argentina) - Williams, John - Wolff, Daniel (Brasil).

 

- Videos:

- Concierto del 24 de abril de 2008 Coro, Estado Falcón (OSF) teatro Armonía (Filmado con un celular)

http://www.youtube.com/watch?v=9Iwl...

- Cantata Criolla de Antonio Estévez, Orquesta Simón Bolívar, solistas y coros, Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, Caracas, 5 de octubre de 2008

http://www.youtube.com/watch?v=hX-B...

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=gsP8...

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=xNJf...

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=9nOS...

 

Comentar este artículo

izcaray@aol.com


Meditaciones

LOS LOROS DE LA NOCHE

Por Felipe Izcaray Yépez









El sol se oculta en el atardecer
, anuncia una hermosa canción del Maestro Luis Laguna. A ese sol de la tarde lo conozco bien. Vengo de una tierra de ocres atardeceres, donde cada ocaso, por lo hermoso, es un festejo. Cuando niño, en mi Carora natal, el atardecer era un espectáculo cotidiano que en vez de causarnos nostalgia o tristeza nos daba energía y optimismo, nos hacía regocijarnos con el esperar un nuevo día; tal era el colorido de nuestros ocasos; tal era la dulzura de los hermosos rayos de luz que nos obsequiaba la generosa luminosidad de nuestro sol.  A esa hora nos parecían las canciones más inspiradas, las muchachas más bonitas, el viento más fresco. A esa hora debe haber compuesto el cantor de Caracas la canción aquella de estar contento sin saber qué es lo que siento; seguro se la debe haber inspirado un atardecer como los nuestros.


En Carora, la genuina tierra de los crepúsculos, sabíamos a ciencia cierta el preciso instante de la llegada de la noche: ese momento surgía de pronto, irrumpiendo violentamente en la calma meditabunda que generaba la tibieza del anaranjado vespertino. Súbito, como enviados por el Diablo de Carora, primo hermano del que retó a Florentino a cantar en Santa Inés, surgían los loros … cientos de loros de toda índole: “cara sucias”, periquitos, cotorras, loritos reales, guacamayas y “tijeretas” de activa y cortante cola. El estruendo de su veloz vuelo y de su silvestre cacofonía nos asombraba a diario. A pesar de lo exacto y lo seguro de su llegada cuando el sol se cobijaba detrás de cualquier cerrito, nunca dejaban de sorprendernos: “Coño, me volvieron a asustar los loros”, decía uno cada vez que nuestros reflejos nos hacían brincar sobresaltados, y rogábamos que solo nos derramaran sus quejas, y no sus desperdicios. Era un hecho, entonces, que había llegado la noche, ya que tras los loros venía un manto somnoliento bordado de luna y luceros.

Detrás de los loros quedaba la paz, la fresca noche, el silencio, la reflexión y la promesa de un nuevo día, de un nuevo sol revitalizado. Es esa esperanza la que deseo guardar en mis sueños esta noche, para derramarla mañana sobre nuestros porvenires, aderezada con promesas, sueños y dicha.

Que Dios y la luz del sol nos iluminen.